También conocido como Granos gigantes o elefantes (Elephant bean) es un café de buena calidad, muy fino y delicado en nariz de cuerpo limpio y de persistente con notas a hierbas y especies. Es de Porte alto  (más alta que Bourbon o Typica) con  grandes hojas y   brotes de color bronce, susceptible a la roya del cafeto, CBD y  a diversos nematodos.

Suele describirse como “cálido al paladar suave y perfumado”

Es una mutación natural de típica que se caracteriza por el gran tamaño de sus granos que poseen un tono azul. El gran tamaño de sus granos le ha ayudado a ganarse el sobre nombre de granos elefantes. Maragogipe es uno de los padres de la variedad Pacamara, y una variedad relacionada llamada Maracaturra. 

Descubierto cerca de la ciudad de Maragogipe en el estado brasileño de Bahía en el año de 1870 debe el gran tamaño de sus granos a un solo gen dominante ; el cual actúa no solamente sobre el tamaño de los frutos, sino también sobre los entrenudos y al tamaño de las hojas. Se adapta bien a las altas y bajas altitudes, pero sus mejores sabores los desarrolla por encima de los 1.500 metros

Nunca despegó como un café de origen único porque, aunque se adapta bien a climas más fríos, es poroso y difícil de tostar y tiende a ser leñoso y plano en la taza

Las opiniones difieren sobre las cualidades especiales del Maragogipe. Algunas personas lo describen como “leñoso y desagradable” y  otros lo han calificado como el mejor café conocido y afirman que tiene un cuerpo más pesado que un café arábica comparable de la misma región.

En el momento es un café muy buscado y difícil de obtener ya que su cultivo está decreciendo por su baja productividad, sabores inconsistentes, lenta maduración de los granos,  alta susceptibilidad a la roya del café y la sensibilidad que tiene ante la sequia. En el momento México, Guatemala y Nicaragua destacan por tener cultivos de Maragopipes de muy buena calidad.

 

Se adapta bien a las altas y bajas altitudes, pero sus mejores sabores los desarrolla por encima de los 1.500 metros

Está bien adaptado a altitudes más bajas, pero su perfil de copa se vuelve más pronunciado y agradable por encima de los 1.500 metros. El proceso de maduración es lento, lo que contribuye a su copa compleja.

error: Content is protected !!