Es la principal enfermedad que se desarrolla en la etapa de Germinación a trasplante. Es causada por diferentes hongos principalmente por Rhizoctonia solani, Thielaviopsis basicola, Pythium spp. Cuando el hongo ataca, impide la correcta germinación y desarrollo de la semilla afectando el tejido tierno del tallo a nivel del suelo o antes de que el fósforo salga a la superficie.

Sus síntomas se pueden dividir en dos clases:

  • Antes de la germinación de las semillas: Las semillas no germinan y se comienzan a podrir.
  • Post germinación:  Su principal síntoma  es una mancha oscura y hundida que se presenta en el tallo que poco a poco que comienza a extender hasta rodearlo por completo ocasionando la muerte de la planta, se presenta antes de que las primeras  hojas reales emerjan.

Apenas salen las primeras hojas reales la planta deja de ser susceptible a esta enfermedad gracias a la suberizacion que no permite el avance del hongo. Hay que resaltar que no se conoce fuente de resistencia a esta enfermedad al encontrarse en sus fases iniciales. La principal maniobra de control es el correcto manejo agronómico que se le debe dar al germinador intentando que no se llegue a contaminar.


 

 

Recomendaciones para el control del Volcamiento, mal de tallito o sancocho

  • No utilizar suelo como sustrato se siembra, en lo posible utilizar arena de rio lavada para evitar el contacto con el suelo o residuos orgánicos que contengan el hongo.
  • Se debe tratar el sustrato con productos biológicos basados en trichoderma harzianum o químicos con tiabendazol.
  • Construir germinadores elevados para evitar la contaminación, preferiblemente a 50cm de altura para evitar el salpique con agua contaminada.
  • En caso de que el germinador se encuentre contaminado, remover las plantas afectadas y las que se encuentren a su alrededor, después aplicar fungicida.
error: Content is protected !!